Web-Blog

Epistemología



Rodolfo-J. Rodríguez R.

rodolfojrr@gmail.com

about.me/rodolfojrr

San José, Costa Rica,

América Central




 


Calendario

<<   Octubre 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Subscripción

Sindicación

Ciencias y tecnologías económicas

Latindex

Programas de investigación filosófica

La Falacia de "Todos Podemos"

Por Episteme - 1 de Octubre, 2007, 21:39, Categoría: Debate:¿Cuál ciencia?

La Falacia de "Todos Podemos"

Minor E. Salas

Universidad de Costa Rica


La falacia del bien común es: lo que es bueno para el Todo,

es bueno para todos.

Fernando Savater 

****

Existe un error de razonamiento muy común entre las personas legas, pero también entre los especialistas de las ciencias (sociales, naturales, cognoscitivas, etc.). Ese error consiste –dicho de manera puntual– en sostener que si unos determinados individuos (no importan sus condiciones sociales, educativas, económicas) pueden realizar una determinada acción, entonces "Todos Podemos" realizar esa misma acción (o al menos una muy parecida). Llamémosle a este vicio –para efectos de ser gráficos– la "Falacia de 'Todos Podemos'".

La afirmación de que "Todos Podemos" emprender unas ciertas conductas, se basa en un presupuesto que, a primera vista, parece ser muy loable. Ese presupuesto es este: la ciencia, la política, la economía, la educación, o cualesquiera otras empresas, NO son un asunto de individuos aislados y particulares, sino de grupos de personas que interaccionan entre sí de manera colectiva. El anhelo de que "todos" participen, de forma tal que la empresa en cuestión no sea un monopolio de una pequeña minoría privilegiada (tipo Platón), se fundamenta en un presupuesto "pluralista" y "democrático". En este sentido, la aspiración resulta ser rescatable (como un ideal).

El problema se presenta cuando las personas, pero sobre todo los científicos sociales, ofrecen este tipo de argumentos al foro académico sin las precisiones analíticas correspondientes, pues en ese caso se incurre en varios problemas metodológicos, dentro de los cuales cabe señalar, a título puramente ejemplar, los siguientes:

a) Detrás de la afirmación subyace un vicio lógico (falacia de composición) que debe ser, por una cuestión de rigor científico-académico, combatido para no incurrir en las falsas generalizaciones que de él se desprendan.

b) La afirmación "Todos Podemos" parece, a primera  vista, un juicio de existenciajuicio de valor que refleja (sea para bien o para mal) los compromisos éticos y, eventualmente, los prejuicios de la persona que realiza la afirmación. (i.e. un hecho social), pues ese enunciado está redactado en un lenguaje descriptivo o enunciativo; sin embargo, es un

c) Así, pues, hay dos formas en que el postulado "Todos Podemos" puede ser encarado:

- Si se le trata como un juicio de existencia, es decir, como un hecho de la vida social, entonces su postulación por parte del teórico social requiere un respaldo (o evidencia) de alguna especie. Es como si alguien afirmara, valga el ejemplo un poco drástico, que "todos" pueden correr una maratón. En ese caso, quien defiende el postulado tiene también (como dirían los juristas) la carga de la prueba. De no ofrecer esa prueba, su aserto no será más que un flatus vocis.

- Si se le trata como un mero juicio de valor, entonces su defensor ha de establecer cuáles son precisamente sus presupuestos éticos (honestidad intelectual en el sentido de Weber) y, además, consignar que su pretensión de universalidad NO es fáctica, sino normativa. No indicar esto es hacerse partícipe, consciente o inconscientemente, de una "impostura intelectual", que podrá ser usufructuada por oportunistas de distinta calaña.

d) El mayor peligro que se corre con el postulado "Todos Podemos" no es, al menos eso creo yo, de naturaleza epistemológica, sino ideológica. Con esta afirmación, algo vaga e imprecisa, quiero decir lo siguiente: Muchas veces la expresión "Todos Podemos" se utiliza especialmente en el campo de la política; es decir, ella representa allí una consigna ideológica cuyo contenido es, básicamente, sostener que si unos ciertos individuos (e.g. personas muy pobres) fueron capaces de triunfar y llegar a ser exitosos, entonces "Todos Podemos" llegar a triunfar y a ser exitosos. Esa consigna ignora (¡y a veces oculta de manera explícita!) que tanto el triunfo como el éxito (especialmente el económico) obedecen a una complejísima variedad de factores (previsibles e imprevisibles, racionales y azarosos). Por lo tanto, es un "sueño de los justos", o mejor aún: una forma de propaganda ingenua, pretender que el triunfo y el fracaso dependen exclusivamente de la "buena voluntad" de los individuos ("American-Dream-Ideology").

e) Hay algunos campos de la vida social donde la "Falacia de Todos Podemos" es especialmente peligrosa, pues se presta, como ya dije, a toda clase de manipulación por parte de los "mercaderes de sueños y de fantasías". Sin embargo, en otras áreas, por ejemplo, en el de la "ciencia", esa Falacia no es del todo inocente. Si pretendemos hacerle creer a las personas que "todos podemos ser científicos" (y no solo que podemos, sino que "necesitamos serlo"), se crean expectativas falsas e ilusorias. Una sociedad compuesta de esa forma no solamente es utópica, sino también imposible. Ya se sabe (al menos desde Platón y Machiavello) que la ignorancia, en las distintas capas y esferas de la vida social, tiene una enorme importancia (nótese que digo "tiene" NO que "debería tener"). Tal y como está conformada nuestra organización social, un conocimiento y participación activos de "todos" los ciudadanos en las decisiones de la vida comunitaria, parece ser más bien el sueño de algún "profeta" (de los que al parecer abundan en las ciencias sociales) que la descripción de la realidad.  

f) Por todo lo dicho, no me queda más que concluir con la sugerente (y siempre actual) frase de Castilla del Pino: "El máximo respeto a la cientificidad consiste en aprehender las cosas que son como lo que son, no como quisiéramos que fueran..."






 

 

 

Permalink :: Comentar | Referencias (1)