Web-Blog

Epistemología



Rodolfo-J. Rodríguez R.

rodolfojrr@gmail.com

about.me/rodolfojrr

San José, Costa Rica,

América Central




 


Calendario

<<   Julio 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Subscripción

Sindicación

Ciencias y tecnologías económicas

Latindex

Programas de investigación filosófica

Costará US $100 mil millones el rescate de gigantes hipotecarias en EE.UU.

Por Episteme - 15 de Julio, 2008, 12:00, Categoría: Crisis financiera

Costará  US $100 mil millones
el rescate de gigantes hipotecarias en EE.UU.



 * Merrill Lynch considera la decisión una "espada de doble filo"; esas empresas podrían necesitar capitales adicionales

 * Es "algo serio" la mayor restricción del crédito, afirma Soros


Washington, 14 de julio. El plan del gobierno estadunidense para rescatar a las gigantes hipotecarias Fannie Mae y Freddie Mac fue recibido con satisfacción por uno de los mayores tenedores de activos en dólares, Japón, y pese a que las acciones bursátiles y el dólar repuntaron, hubo reacciones que pusieron en seria duda la salud del sistema financiero global por los temores que persisten.

Para economistas de Goldman Sachs el plan del gobierno para apuntalar esas firmas hipotecarias, después del rescate de Bear Stearns hace cuatro meses, no revivirá al castigado mercado inmobiliario. Analistas de Merrill Lynch aseguraron que esos gigantes hipotecarios seguirán incurriendo en pérdidas por varios años y podrían necesitar capitales adicionales. Calificaron el plan de rescate como una "espada de doble filo".

En opinión del multimillonario George Soros se tendrán que enfrentar otras crisis en el sistema financiero, mientras consideró "algo serio" la profundización del racionamiento del crédito.

Japón dijo que esperaba que las medidas anunciadas el domingo por el Tesoro estadunidense y la Reserva Federal lleven algo de alivio a las compañías, pero un importante ministro indicó que los mercados mundiales están al borde de la crisis. El banco central de Singapur, otro gran tenedor mundial de activos en dólares, emitió una advertencia similar sobre los riesgos que enfrentan las instituciones y los mercados financieros.

El Tesoro y la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos pidieron medidas para apuntalar, de ser necesario, a Freddie Mac y Fannie Mae, cuyo rescate se estima que costará a los contribuyentes unos 100 mil millones de dólares. Estas firmas poseen la mitad de las garantías hipotecarias, unos 5 billones de dólares en deuda, y aunque son empresas respaldadas por el gobierno estadunidense pertenecen a sus accionistas.

La Reserva Federal aprobó el lunes nuevas reglas hipotecarias para prohibir las prácticas engañosas en el sector, incluyendo la eliminación de penalidades por pagos anticipados en muchas hipotecas de alto riesgo.

A su vez, el Tesoro no espera ejercer la facultad para comprar acciones de los gigantes hipotecarios Fannie Mae y Freddie Mac, pero ve el plan como un resguardo al cual recurrir en caso de ser necesario, aseguró una portavoz de esa dependencia.

No se usaron rescates

El secretario del Tesoro, Henry Paulson, señaló que se ampliará la línea de crédito que ambas compañías tienen, y que fue establecida hace 40 años, cuando la deuda de las entidades era mucho menor de la que se estima ahora, que asciende a 800 mil millones de dólares en el caso de Fannie, y 740 mil millones de dólares para Freddie.

Previamente, la Casa Blanca dijo mediante una portavoz que ni Fannie Mae ni Freddie Mac habían usado hasta ahora ninguna de las líneas de rescate ofrecidas por el gobierno nacional y la Reserva Federal.

Las normas, que fueron aprobadas durante un encuentro abierto del directorio de la Fed, prohíben además que los prestamistas otorguen determinados tipos de crédito sin que el deudor posea la suficiente capacidad de pago mediante sus ingresos u otros activos que no sean el valor de la casa.

El presidente de la Fed, Ben Bernanke, aseguró que las nuevas reglas apuntan a proteger al consumidor de prácticas desleales que llevaron a muchas personas a contraer préstamos de riesgo que después no pudieron pagar.

En declaraciones durante la apertura del encuentro de la Fed para aprobar las nuevas reglamentaciones, Bernanke señaló que el creciente aumento de las moras en el pago de hipotecas y de las ejecuciones bancarias estaba imponiendo "grandes costos" a los deudores y al conjunto de la economía.

"Aunque el alto número de incumplimientos en los pagos tiene una variedad de causas, parece claro que actos y prácticas injustos o engañosos por parte de los prestamistas resultaron en la extensión de muchos créditos que eran impropios o engañosos para los deudores", declaró Bernanke.

"Las reglas que se discutirán hoy apuntan a proteger a los consumidores de actos hipotecarios desleales o injustos, mientras se mantiene disponible el crédito para los deudores calificados", agregó. Las medidas cubren una nueva categoría de "préstamos de altos precios" que incluyen todas las hipotecas subprime.

Prohíben las penalidades por pagos anticipados de ese tipo de hipotecas, si los pagos mensuales pueden experimentar alzas durante los primeros cuatro años. Para otros préstamos de altos precios, la penalidad para el periodo de pagos anticipados no puede extenderse por más de dos años.

Estas penalidades han impedido que algunos prestatarios puedan financiar o pagar anticipadamente sus créditos hipotecarios, obligándolos a realizar pagos costosos tras los cambios en las tasas de interés.

Los prestamistas deben verificar que los prestatarios cuenten con ingresos y activos que no sean únicamente el valor de la propiedad, a fin de asegurarse que podrán cumplir con los pagos de las hipotecas de altos precios, dijo la Fed.

"La regla final establece la responsabilidad de un prestamista para evaluar la capacidad de los prestatarios para repagar cada préstamo que se origine, dando al mismo tiempo al consumidor afectado el derecho de acción, sin demostrar que su caso es parte de un modelo más amplio", señaló en un comunicado el integrante de la Fed Randall Kroszner.

Las nuevas reglas también requieren, en el caso de hipotecas de altos precios, que los prestamistas establezcan una cuenta de depósitos para asegurar los pagos de impuestos y de seguros.

Adicionalmente, las reglas prohíben ciertas prácticas sobre los préstamos y servicios para otras hipotecas, incluyendo el incumplimiento del pago del crédito en el día en que fue otorgado, así como presionar o animar a quienes evalúan las propiedades para que engañen mediante la modificación del valor de una propiedad.

Reacciones de Merrill y Goldman

"En última instancia no vemos a estas medidas, por más dramáticas que parezcan, ni como un punto de inflexión para el mercado inmobiliario estadunidense ni como una señal de que la desaceleración será peor de lo que se creía", dijeron los economistas de Goldman Sachs en un reporte fechado el domingo.

Las medidas "simplemente reafirman nuestra vieja postura –ampliamente compartida– de que el gobierno hará todo lo que pueda para evitar turbulencias en el mercado hipotecario y que se mantendrá detrás de las empresas que respalda", indicó Goldman.

Es "altamente probable" que el Congreso apruebe el plan, dado que el secretario del Tesoro, Henry Paulson, ha dicho que mantuvo consultas con líderes legislativos republicanos y demócratas, y además por el "riesgo político de obstaculizar medidas para apoyar al debilitado mercado inmobiliario", consideraron los analistas del banco de inversión.

Para analistas de Merrill Lynch, liderados por Kenneth Bruce, las medidas del gobierno, que provee de financiamiento a las entidades, indican una creciente posibilidad de una intervención más directa, lo que daña a los accionistas. "La mera posibilidad de inversiones directas en Fannie y Freddie sugiere una cautela adicional, ya que el apoyo institucional va en desmedro de los accionistas", dijo Bruce.

Aunque las pérdidas crediticias probablemente lleven a erosionar el capital de ambas compañías, las dos parecen estar lo suficientemente capitalizadas para los próximos trimestres, escribió Kenneth Bruce.


Reuters y Afp
Disponible en:
http://www.jornada.unam.mx/2008/07/15/index.php?section=economia&article=018n1eco


Permalink :: Comentar | Referencias (0)