Web-Blog

Epistemología



Rodolfo-J. Rodríguez R.

rodolfojrr@gmail.com

about.me/rodolfojrr

San José, Costa Rica,

América Central




 


Calendario

<<   Julio 2008  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    

Subscripción

Sindicación

Ciencias y tecnologías económicas

Latindex

Programas de investigación filosófica

Psicoterror laboral

Por Episteme - 26 de Julio, 2008, 20:43, Categoría: General

Psicoterror laboral


Ronald Ávalos Monge

Abogado laboralista

   
Suena el teléfono y me dice que si he revisado las fotocopias que me ha  enviado el día de hoy; su voz está contenida. Cuando llegó a mi oficina inmediatamente le doy una lectura a los documentos y  pienso que  está a punto de ser despedida. Se lo digo directamente y eso forma parte del proceso de preparación para que asuma su realidad y  preparar de seguido su defensa. Juntos, preparamos su defensa…

De nuevo al  teléfono, se encuentra al otro lado del país. Espera mi respuesta. Por mi mente pasan muchas imágenes y siento una mezcla de potencia e impotencia.  Una mezcla de afectos y razones se debate en mi cerebro. Trato de discernir; todo sucede en  pelésimos. Ordeno las ideas y  le razono en clave de tres: primero, protéjase en lo personal; segundo, escriba qué fue lo que pasó; tercero, piense en qué medida pudo causar el motivo del despido. En ese instante, me interrumpe y cuestiona ¿podría  ser un caso de acoso laboral? Y su pregunta alumbra nuevas preguntas que sucesivamente llevan  a la respuesta. Me cuenta de las ansiedades, de los pánicos que le sobrevienen, de los comentarios negativos de aquí o allá, de las consultas médicas por su estado de salud deteriorada, del traslado de su sitio de trabajo al plantel, lugar impropio para la responsable del archivo institucional; me relata su tristeza y sus miedos…Su voz ya no està contenida ni detenida,  destapa su corriente de dolor…

Psicoterror laboral; acoso psicológico, proceso de destrucción; persecución laboral, aislamiento, marginación, deterioro de la confianza, desvaloración lenta y gradual, destrucción de la autoestima, alteración del equilibrio emocional y físico, restricciones, prohibiciones, obstaculizaciones, eliminaciones, disminuciones, negaciones…Esa es la realidad real que està viviendo a sus treinta y tres años, luego de lograr su  título profesional , en la Universidad de Costa Rica, llena de ilusiones y proyectos, para, tiempo después, enfrentar el psicoterror laboral .


Estoy ante esa plaga laboral que destruye seres humanos en el trabajo, que lentamente los va derrumbando, destruyendo su autoestima…muchas veces hasta  enloquecerlos. Las consecuencias son graves: aniquila física y emocionalmente, daña a sus familias, a sus parejas, a las mismas empresas y a la  Seguridad Social, que debe asumir la atención médica y psicológica, de quienes llegan como despojos para la atención de una salud perdida…

Urge crear  una cultura que visibilice esa violencia, que empodere a las víctimas del terror laboral. Una cultura que nos permita repudiar y contestar colectivamente esa práctica dañina. La Seguridad Social debe atender a las víctimas con atención médica y psicológica adecuada; los jueces laborales pretorianamente deberán preservar la vida de las víctimas, con medidas cautelares adecuadas y aislar a los agresores. Los sindicatos deben erigir este tema como condición indispensable y necesaria del trabajo decente. Las empresas  deberán  comprometerse contra el Psico Terror Laboral, creando instrumentos reales en los centros de trabajo para la denuncia, su punición y  la defensa de quienes son agredidos en el trabajo. Y los ciudadanos organizados no consumir los productos o servicios que se producen con este nuevo tóxico: el Psico Terror Laboral.

Conforme a la Constitución Política el trabajo no es una mercancía y todos han de encontrar reparación para las injurias o daños que hayan recibido en su persona, propiedad o intereses morales. La aplicación directa de la Constitución Política  protege a quienes viven del trabajo y ordena la reparación de los daños causados a todos, incluyendo a los trabajadores.

En el entre tanto, el  expediente legislativo15211 contra el acoso tiene cuatro años de dormir en la corriente parlamentaria, pero, nosotros, los ciudadanos, podemos y  debemos asumir la defensa del trabajo decente y denunciar este nuevo tóxico,  exigiendo La Ley contra el Psico Terror Laboral…

Disponible en:

http://www.semanario.ucr.ac.cr
Julio 24

Permalink :: Comentar | Referencias (0)