Web-Blog

Epistemología



Rodolfo-J. Rodríguez R.

rodolfojrr@gmail.com

about.me/rodolfojrr

San José, Costa Rica,

América Central




 


Calendario

<<   Marzo 2009  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Subscripción

Sindicación

Ciencias y tecnologías económicas

Latindex

Programas de investigación filosófica

Desempleo: cae la espada de Damócles en EE.UU.

Por Episteme - 6 de Marzo, 2009, 23:19, Categoría: Crisis financiera


"Para aquel que ve una espada desenvainada sobre su impía cabeza, los festines de Sicilia, con su refinamiento, no tendrán dulce sabor, y el canto de los pájaros, y los acordes de la cítara, no le devolverán el sueño, el dulce sueño que no desdeña las humildes viviendas de los campesinos ni una umbrosa ribera ni las enramadas de Tempe acariciada por los céfiros."

Horacio, Odas III, 1

La rueda de la fortuna  se encuentra girando ahora sobre la desafortunada clase obrera de EE.UU., y es aplastada por la caída del muro de Wall Street. Mientras los habitantes de los desafortunados países de todas las regiones del mundo, que enfrentaban debacles financieras, pobreza, miseria, desempleo masivo, guerras y guerrillas, invasiones, genocidios, desaparecidos, torturas, etc., etc., soñaban con huir a las tierras del "sueño americano", hoy ese sueño, días tras día, mes tras mes, se transforma en la peor de las pesadillas para la población de EE.UU. y para el mundo entero

Tan solo en el mes de febrero,  en EE.UU, se destruyeron 651.000 empleos, alcanzado así, la tasa de desempleo en EE.UU.  el 8,1%, su mayor nivel en 25 años. Sin contar el subempleo ya pasa del 14%, el desempleo abierto ronda unos 12,5 millones de desempleados, la mayor cifra desde que se empezaron a recabar estos datos, en 1940. Los sectores más afectados han sido una vez más el industrial y el de servicios. El incremento del desempleo apenas se ha dejado notar en la sanidad, donde se crearon 27.000 puestos de trabajo.

De este modo, la nación que ostentado desde finales de la segunda guerra mundial, la nominación de primera economía mundial, acumula tres meses destruyendo más de 600.000 empleos mensualmente y eleva así a 2,6 millones la pérdida de puestos de trabajo en apenas cuatro meses y casi 4,4 millones de empleos desde que la EE.UU. entrara en recesión en diciembre de 2007, lo que representa el peor comportamiento del empleo en cualquier crisis económica desde la II Guerra Mundial.  Asimismo, el Departamento de Trabajo revisó al alza el dato de destrucción de empleo en enero, que pasa a 655.000 y no los 598.000 anunciados previamente, y en diciembre, cuando se produjeron 681.000 despidos, es decir, más de 100.000 despidos por encima de la referencia publicada anteriormente y el peor dato mensual desde octubre de 1949.

Barack Obama ha tomado conciencia del poco margen de maniobra que tiene a corto plazo, para evitar que la caída de esta espada de Damócles, cercene la yugular del sector financiero, de los sectores productivos y de las clases obreras de EE.UU. Al respecto ha dicho: "No acepto un futuro de desempleo en este país", poco después de hacerse públicos los datos referidos a febrero. En declaraciones efectuadas en Columbus (Ohio), donde participaba en un acto de graduación de nuevos policías, el presidente estadounidense defendió el plan de estímulo económico promulgado el mes pasado para asegurar que ya comienza a funcionar y contribuirá a sacar al país de la crisis.


No obstante, nada garantiza que estos sean los síntomas del inicio de una Gran Depresión, equivalente o mayor a la de los años 30´s. Por el momento, se pueden mencionar algunas similitudes y diferencias:

Prospección condicional 1926-1935 / 2005 - 20014

1)El ala más conservadora de Wall Street y los ideólogos del fundamentalismo de mercado han sostenido que la actual recesión, dista mucho de la Gran Depresión,  pues a inicios de la Gran Crisis de 1929, los niveles de desempleo eran muy superiores. Lo lamentable, que en una actitud irracional e irascible,  no logran recuperarse de su etapa  de negación en lo que respecta a la caída del muro de Wall Street y se niegan a aceptar la devastadora realidad socio-económica de la actualidad. Si se hace una prospección condicional, con base en lo sucedido en la Gran Depresión y lo que sucede en el contexto actual, y aplicando métodos inferenciales bayesianos, se puede hipotetizar con un alto grado de probabilidad, que  la intensidad de pérdida de empleos mensuales aumentará significativamente,   por lo que el nivel de desempleo abierto del período 2009-2010, puede llegar a alcanzar o superar los niveles de 1929 - 1930 y los niveles de subempleo, bien pueden ser superados a los de la la Gran Depresión

2)Por otra parte, el movimiento de la Bolsa presenta algunas similitudes en 1924, pues los precios bursátiles, más que se triplicaron de 1924 hasta 1929, para luego descender un 80% de 1929 a 1932. Comparable con como  el valor real (corregido por la inflación) del índice estadounidense por excelencia, el S&P 500, casi se triplicó desde 1995, hasta el año 2000. Desde ahí, hasta el reciente Noviembre 2008, ha perdido un 60% de su valor.

3)Los precios de la vivienda en EE.UU. no habían caído tanto desde la Gran Depresión.

4)La volatilidad de las cotizaciones en los Mercados de Capitales, para inicios del 2009 es similar a la de 1929.

5)Los niveles de consumo en medición mensual, desde Octubre del  2008, han bajado tan aceleradamente como en el peor precedente de Abril de 1938.



Existen numerosas otras similitudes entre la era anterior a la Depresión y la actual. Paul Alexander Gusmorino dice:

 "La Gran Depresión fue la peor recesión económica de la historia de USA, y se extendió a virtualmente todo el mundo industrializado. La depresión comenzó a fines de 1929 y duró casi una década… La excesiva especulación a fines de los años veinte mantuvo al mercado bursátil artificialmente alto, pero terminó por llevar a grandes caídas del mercado. Estas caídas del mercado, combinadas con la mala distribución de la riqueza, llevó al zozobro de la economía estadounidense."

(La disparidad de ingresos) entre los ricos y la clase media creció durante todos los años veinte. Mientras el ingreso per
capita disponible creció un 9% entre 1920 y 1929, los que tenían ingresos dentro del 1% superior gozaron de un estupendo aumento de un 75% en ingresos disponibles per capita. Una razón importante para esta brecha grande y creciente entre los ricos y la gente de clase trabajadora fue el aumento de la producción manufacturera durante este período. Entre 1923 y 1929 la producción promedio por trabajador aumentó un 32% en la manufactura.

Durante ese mismo período de tiempo los salarios
promedio en la manufactura aumentaron sólo un 8% (Esto causa una disminución en la demanda y conduce al crecimiento de los gastos a crédito.)

El gobierno federal también contribuyó a la creciente brecha entre los ricos y la clase media. La administración de Calvin
Coolidge (favorable a las empresas) aprobó la Ley de la Renta de 1926, que redujo dramáticamente los impuestos a los ingresos y a la herencia. (Al mismo tiempo) la Corte Suprema dictaminó que la legislación del salario mínimo era inconstitucional.

Los tres cuartos inferiores de la población tuvieron un ingreso agregado de menos de un 45 % del ingreso nacional combinado;
mientras el 25% superior de la población recibió más de un 55% del ingreso nacional. Entre 1925 y 1929 el crédito total se más que duplicó de 1.380 millones de dólares a unos 3.000 millones." Resultando una copia, lo sucedido desde fines de los 90´s. La creciente brecha en los salarios ha producido masivas burbujas especulativas así como un aumento permanente en las compras a crédito. El estancamiento de los salarios obliga a los trabajadores a buscar otras oportunidades para salir adelante.

Cuando los salarios se quedan atrás respecto a la productividad, la demanda disminuye naturalmente y los negocios
comienzan a flaquear. La única manera de incitar a más compras es la reducción de las tasas de interés o la expansión del crédito personal, y entonces es cuando comienzan a aparecer las burbujas bursátiles.

Es lo que sucedió con el mercado
bursátil antes de 1929 así como en el mercado inmobiliario a partir del 2007.

El lunes 21 de octubre de 1929, el mercado bursátil sobrevaluado comenzó su caída. Logró una breve recuperación a mediados de semana, pero 7 días más tarde, el Martes Negro, volvió a derrumbarse: se pusieron a la venta 16 millones de acciones y no había compradores. El juego se había acabado. La confianza se evaporó de un día al otro. La gente dejó de comprar a crédito, la economía burbuja se derrumbó, y la poderosa locomotiva para el crecimiento, el consumidor estadounidense, cojeó hacia la Gran Depresión. Los aranceles fueron elevados, los extranjeros dejaron de comprar bienes estadounidenses; bancos cerraron, negocios quebraron, y el desempleo aumentó vertiginosamente. Diez años después el país seguía afectado por la implosión.

Y quien desconoce la historia, está condenado a repetirla. Alan Greenspan, -como presidente de la Reserva Federal-,  con su profundo optimismo en el fundamentalismo de mercado, la fe absoluta en las tesis liberales del monetarismo globalizado, y bajo las exigencias de los sectores más rapaces del sector financiero y de los diversos y poderosos  sectores oligopólicos,  ansiosos por expandir su poder financiero por todo el globo; estuvo  condicionado a poner su función pública al servicio de los intereses pecuniarios de los diversos agentes financieros y empresariales, que exigían a los agentes gubernamentales, liberar  el mercado, y con ello, el comercio intranacional e internacional de trabas y regulaciones. En este contexto se busca reducir a un mínimo las acciones gubernamentales, así como las inversiones en el sector público y en el bienestar social; en  lo que se ha denominado como un secuestro del sector público por parte de los intereses pecuniarios de los grandes agentes oligopólico - empresariales del mercadoTanto los agentes ejecutivos del sector público, de los organismos financieros internacionales (-FMI, BM, OMC-),  de los sectores empresariales y financieros privados, han sido los mismos;  y pasan de la función pública a los puestos directivos del sector privado, de manera libre y ligera, por un tipo de "puerta giratoria", quedando entonces, la función pública subordinada a un sistemático tráfico de influencias (- un vivo ejemplo de este tipo de actuaciones ha sido el ex-secretario del tesoro Henry Paulson -). En este contexto,  Alan Greenspan  bombeó incontables millones de dólares al sistema a través de "tasas bajas de interés", creando la mayor burbuja de todos los tiempos y preparado las condiciones para una profunda reducción de gastos. Las políticas inflacionarias de Greenspan estaban diseñadas para expandir la "brecha de la riqueza" y crear una mayor polarización económica entre las clases.

Greenspan, actuó como un gran director de la orquesta de todos los agentes del fundamentalismo del mercado, entre ellos las agencias hipotecarias con regulación estatal (- Fannie Mae, Freddie Mac - ), que seducidas por los falaces cantos de las sirenas de las agencias calificadoras de riesgo y por la garantía del respaldo gubernamental que ofrecía el mismo Presidente de la Reserva Federal, se liberaron  entonces, los mecanismos de regulación sobre estas agencias hipotecarias y el sector financiero en general, y que por medio de una alevosa torre de Babel financiera de instrumentos derivados, llevaron exitosamente a la nación estadounidense hacia la insolvencia virtualUn comité de la Cámara de Representantes de EE.UU., ha acusado a las agencias calificadoras de riesgo como: Standard and Poor's y Merril Lynch, de haber abusado de la confianza que se tenía en ellas y de haber ignorado las señales que anticipaban la crisis.

Contextualmente los paralelos entre la actual recesión y la Gran Depresión son sorprendentes.  En ambos casos el "efecto riqueza" produjo una juerga de gastos que parecía representar crecimiento pero que era realmente la continua, insidiosa expansión de la deuda que generaba actividad económica. En ambos períodos los salarios se mantuvieron fijos o disminuyeron y la brecha entre los ricos y la clase trabajadora se hizo más extrema de año en año.

Paul Alexander Gusmorino lo ha descrito en su artículo "Main Causes of the Great Depression":

"Muchos factores jugaron un papel
en causar la depresión; sin embargo, la causa principal de la Gran Depresión fue la combinación de la inmensa desigualdad en la distribución de la riqueza durante todos los años veinte, y la amplia especulación en el mercado bursátil que tuvo lugar durante la última parte de la misma década."



Es una pena, que los estadounidenses hayan tenido que hundirse en el fango, para tener que reinventarse y optar por un
presidente como Barack Obama, con conciencia social, humanismo y principios de solidaridad para con su propia gente. Resulta entonces paradójico, que aun cuando el resto del mundo que ha padecido las agresiones militares, políticas y económicas de EE.UU., hoy  no pueda más que compartir las decisiones excepcionales a las que se enfrenta el primer presidente afro-descendiente en los EE.UU. Aun cuando sus enemigos políticos quisieran verlo fracasar, el asunto es que si si Obama fracasa, los EE.UU. se hunden como nación, y no sería extraño verla desmembrarse, estado por estado, frente a la insolvencia y las revueltas sociales,  análogamente como pasó con la antigua URSS.  Así, que los monetaristas desconsolados,  republicanos melancólicos de la "reaganomics"tendrán que asumir que su proyecto económico se derrumbó, y que si no deciden  comprometerse en la reconstrucción de las bases económicas de los Estados Unidos de América, desde una nueva plataforma infraestructural,  no habrá poder político futuro por el cual luchar en los futuros Estados Des-Unidos de América.

No obstante, la intervención estatal inicial en el sector financiero, dista mucho de las tesis de J. M. Keynes, quien propuso intervención en el sector productivo, en el sector social, pero no al sector bancario - financiero, que para inicios del año 2009, se trata de un sector quebrado, por lo que la única salida para salvar lo que queda de este, es una nacionalización  de manera permanente, para evitar así, que  cíclicamente vuelva a fracasar y se vuelva a afectar destructivamente el  núcleo de la economía mundial. En este sentido, las primeras intervenciones del gobierno de EE.UU. en los últimos momentos de la administración de G.W. Bush, que se orientaron al sector financiero, y que terminaron dilapidando miles de millones de dólares en los típicos latrocinios a que acostumbraban los grandes ejecutivos del sector financiero de Wall Street.
 

Es por eso, que la inversión en el sector público, como los sectores de salud y educación que
comienza a hacer el presidente Obama, sí perfilan más cercanamente al enfoque keynesiano, pero cuyos resultados solo se verán a muy largo plazo.

El desempleo, - argumentaba Keynes en su obra: "
Teoría general de la ocupación, el interés y el dinero"-, solo podía atacarse eficazmente mediante la manipulación de la demanda agregada, la cual,  puede ser evaluada como el gasto en consumo, más el gasto de inversión. Keynes, consideró que salir de un estado de desequilibrio económico, el Estado deberá poner en práctica una política económica, que se traduce tanto en políticas fiscales: aumentando el gasto público, interfiriendo en la cuestión impositiva y demás, como en políticas monetarias. De tal manera que el Estado asume el rol de impulsor del crecimiento, pues el denominado como "mercado libre",  por si solo no se autorregula, pues la  denominada como "mano invisible", es un tipo de mito quimérico incontrastable, y que ha sido sostenido por un sectarismo propio del fundamentalismo de mercado, que se adhiere a una "leyes metafísicas",  asumiendo una actitud que se convierte en un tipo de fe ciega en un enmarañado poder de un mercado, que es abstraído de las relaciones sociales concretas que lo sustentan; por ende,  las teorías clásicas y neoclásicas del libre mercado, no cuentan con las herramientas económicas explicativas, que den cuenta necesaria y suficientemente, de todas las variables involucradas en las  fluctuaciones económicas subsumidas por dichas teorías. Por lo tanto, y en el contexto keynesiano, el Estado entonces, debe intervenir e impedir la caída de la demanda agregada, aumentando sus propios gastos, para que de esa forma los individuos posean más dinero y consuman más, lo cual desembocaría en un eterno ciclo virtuoso. Es decir que el estado se convertiría en "el generador de la estabilidad económica y garante de un crecimiento sostenido". En breve, la propuesta keynesiana, planteaba la necesidad de un Estado intervencionista, el cual ataque los problemas del lado de la demanda y el consumo interno. Al realizar inversiones, la gente posee más dinero para gastar y compra más productos, necesariamente habrá mas empresarios dispuestos a producir bienes, para hacerlo necesitaran contratar mas empleados, lo cual haría que en poco tiempo se reduzca la desocupación. Al haber mas empleados que perciban sueldos habrá mas gente que consuma y así sucesivamente ( - efecto multiplicador -). Consecuentemente Keynes planteó la presencia de un estado fuerte que estaba capacitado para comprar mano de obra e inyectar grandes montos de dinero para financiar la obra publica en el caso en que el estado que estuviera muy golpeado financieramente. Un Estado que tome participación activa en la economía cuando los ciclos económicos sean negativos, reactivando la actividad, y luego, en ciclos positivos, le ceda parte de dicha participación a las empresas privadas. Conceptualmente, el Estado debe actuar de manera intermedia entre un Estado ausente y un Estado empresario.

Es por eso que el presidente Obama requerirá,  -para lograr su propósito de reconstruir los EE.UU., ciudad por ciudad, estado por estado-, más tiempo que el que le
tomará a Hugo Chavez para llevar a cabo su proyecto del Socialismo del siglo XXI; así que para su segundo período, será conveniente una reforma constitucional en EE.UU, que le permita estar en la presidencia por más de dos períodos.


Referencias:

* EEUU destruye 651.000 empleos en febrero y la tasa de paro se dispara al 8,1%, la más alta en 25 años (06/03/2009) Interconomía [En línea]. Disponible en: http://www.intereconomia.com/es/informacion_financiera/claves/20090306511-dato-paro-eeuu-febrero.html

* Ejecutivos de Merrill Lynch cobraron en secreto primas por US$3,600 millones, según fiscal  (11 /2/2009). EFE/Clave digital. [En línea]. Disponible en:
http://www.clavedigital.com.do/App_Pages/Portada/Titulares.aspx?id_Articulo=16960


* Gusmorino Paul Alexander(13/5/1996). Main Causes of the Great Depression. [On line] Avaivable: http://www.gusmorino.com/pag3/greatdepression/

* Keynes, J. M (1936). The General Theory of Employment, Interest, and Money [On line]. Avaivable: http://ebooks.adelaide.edu.au/k/keynes/john_maynard/k44g/

* La crisis de 1929 y la Gran Depresión (25/5/2008). Historia del mundo contemporáneo. claves.[En línea]. Disponible en:
http://historiacontemporanea-tomperez.blogspot.com/2008/05/la-crisis-de-1929-y-la-gran-depresin.html


* La Gran Crisis de 1929 en comparación a la actual de 2009: ochenta años después(24/02/09) Entrevista a Ignacio Pereda  Luzán. En: Periodista Digital [En línea]. Disponible  en: http://blogs.periodistadigital.com/ladrillos.php/2009/02/24/crisis-recesion-depresion-1929-futuro-88935

* La tasa de desempleo en EE UU alcanza el 8,1%, su mayor nivel en 25 años (07/03/09). 20 minutos es. Internacional.[En línea] Disponible en: http://www.20minutos.es/noticia/455143/1/

* Panzner,Michael (2/1/2009). Unemployment Rate From 2005-2008 Higher Than 1926-1929. Daily Markets [On line]. Avaivable: http://www.dailymarkets.com/economy/2009/01/01/unemployment-rate-from-2005-2008-higher-than-1926-1929/

* Schuman, M.(3/3/2009). Roubini Sees More Economic Gloom Ahead. Time [On line] Avaivable:http://www.time.com/time/business/article/0,8599,1882729,00.html?xid=rss-topstories

* Whitney,Mike(07/03/2007). La segunda gran depresión. En: Rebelión.[En línea]. Disponible en: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=47775

Permalink :: Comentar | Referencias (0)